Dame el abrazo que negaba necesitar, cuando decidí que sabía que me convenía estar sola.

Dame el beso que nunca confesé querer, cuando me rendía al pensar que no valía suficiente.

Dame el cariño que negaba dar, porque en realidad no podía reconocer que no sabía.

Dame la mano que nunca pedí, por miedo a no encontrar lo que esperaba.

Vive por mi un momento, y enséñame lo que siempre fingí saber, y supusieron que me creía.

Supón por un momento que has descubierto que no me creo, y abrázame.

IMG_5592