Vaya enfado.

Cálmalo tú, que el problema sólo es que faltas.

Porque sólo nace cuando faltas.

 

Trae(te)

 

Y pon esa calma que le falta a este nervio que tu necesitas.

Y complementa esta pieza que no encajaba por estar mirando cómo el resto del puzzle se desmoronaba por ella.

Y salva, que no hace falta tocar para estar. Hablar para demostrar. Solucionar para curar.

Y con que existas vale. Con saberte vale. Con pensarte vale.

Y qué injusto.

Pero menos mal.