¿Te conformas?

Vale.

Deja escapar por orgullo lo que por cobarde no supiste agarrar cuando tenías la posibilidad de de mirar más allá de los ojos que creías que sólo debían enfocarte a tí.

Vale.

No luches por lo que quieres únicamente por no esforzarte en aceptar que puedes dar más de lo que siempre te has limitado a pensar que podías dar. Y te han permitido pensar. Y has aceptado que permitieran que pensaras que hasta ahí pudieras llegar.

Vale.

Continúa a tu manera, tu forma, tu pensamiento. Continúa aspirando a menos de lo que puedes conseguir sólamente por acostumbrarte a consentir que es tu máximo.

Vale.

Confórmate.