Hello bellos!

Hoy os vengo a contar no sólo mi experiencia con un tipo de té, sino en general, todas las ventajas de consumir con frecuencia infusiones.

Últimamente, como os comenté alguna vez en instagram stories, tengo la tripita rara: se me hincha, me duele… No la siento bien! Partiendo de la base que debería mejorar muchísimo mi alimentación, hay algunos truquitos que mientras mejoramos eso (que por falta de tiempo, pereza etc a veces nos resulta complicado) nos pueden ayudar.

Como decía, me sentía con el estómago raro, y un día, casualidad y coincidencia, recibí un mail de DRINK6 ofreciéndome probar su plan de té: Consistía en tomar durante 14 días su té ‘de día’ todas las mañanas antes de desayunar, y noche si noche no, su té ‘de noche’ antes de irme a dormir.

Antes de hablaros un poquito más en profundidad de ellos, quiero contaros las ventajas que YO he sentido al hacer esta ingesta regulada de infusiones en general, sin centrarme en las propiedades de éste en concreto.

  1. Soy una persona a la que le encanta desayunar y no puede pasar sin ello. De hecho, me levanto con bastante apetito. Eso es bueno hasta cierto punto… Tomar una taza de té nada más levantarme y antes de tomar nada más, hace que llegue más calmada al desayuno, y no lo coja con tanta ansia: puedo disfrutarlo más, y me lleno con facilidad.
  2. El té de antes de dormir, me ayuda a dar por acabada la cena. Me explico. La cena es la comida del día que ‘se debe’ hacer más ligera, pues seguidamente nos vamos a dormir, y el cuerpo no quema de la misma manera que el resto del día. Si después de nuestra cena sabemos que vamos a tomar la infusión, quizá nos cortemos un poco en la cena, y con el té acabemos de saciarnos antes de dormir y evitar quedarnos con ganas de seguir comiendo.
  3. Justo después de acabar la infusión, me siento un poco más calmada (dentro del torbellino que llevo yo dentro)

Dentro de todo este tema, debo incluir, que la pereza está incluida en todo esto! Este plan me ha hecho darme cuenta de todo esto, porque gracias a tener un plan planificado, sentía la ‘obligación’ de cumplirlo. No es como si antes, me levanto y digo… bah paso de hacerme una infusión, pa qué. Y así al final nunca lo hago… Y no me doy cuenta de los grandes beneficios que tiene.

Por esto, como os comentaba antes, decidí aceptar con muchísimo gusto este envío y probar el plan. Desde mi más sincera opinión, no se si es casualidad o qué, pero siento mi barriguita mucho mejor. No digo que ya no la tenga hinchada, ni que no me duela en ocasiones. Que sí. Pero lo cierto es que antes era cada día, mucho tiempo, y ahora, haciendo memoria la siento mal mucho menos tiempo. Mientras lo hacía ni lo pensaba, pero la verdad es que es así.

En cuanto al tema adelgazar, yo no he adelgazado nada. Pero también es cierto que no he tenido una alimentación como para hacerlo. La vida del estudiante independiente… 😛 Pero es que… tampoco lo promete!!! Yo si caía algún kilillo pues bien, pero en el folleto que viene con el plan, viene que es combinable con dietas hipocalóricas perfectamente.

Lo que si promete es: purificar para eliminar toxinas, recuperar energía, eliminar líquidos, embellecer la piel, relajar el sueño.

Imagino que para todas estas cosas influye muchísimo mas que el té, entonces es complicado saber qué destacar. La energía y el sueño quizá los achaco más al tipo de día que haya tenido, pero sí puedo destacar el tema de la retención de líquidos, pues era una de las (creo que) causas de mi vientre hinchado en algunas ocasiones.

En resumen y me dejo de coñazos: Las dos cosas que más destaco son, que creo que ha ayudado a purificar mi estómago, que lo venía sintiendo bastante mal -hinchado, burbujeante y dolorido-, por motivos que desconozco, y por otro lado, me ha hecho acostumbrarme a las infusiones y creo que a partir de ahora podré ser bastante más constante con ellas en los momentos del día que os comentaba. Estoy muy contenta de haberlo probado.

(*Drink6 no me paga nada por esto, me enviaron el plan para que lo probase, y este post y lo que digo ha sido iniciativa completamente mía)

Este es el  té de día y lleva: té Oolong, hibisco, bayas de sauco y rosa mosqueta, hojas de cardo, ortiga, trébol rojo, y pétalos de rosa.

Qué de cosas! 

Aproveché este maravilloso lugar en el que nos hospedamos en el puente de octubre, para hacer las fotos allí. Para que veáis que soy buena y hasta me los llevé de viaje para cumplir el plan!

El té de noche lleva: Rooibos, lavanda, cacao, vainilla, hojas de senna, raíz de bardana, corteza de espino cerval y esencias naturales.

Os cuento lo que lleva para que veáis que todo es absolutamente natural, aunque entiendo que os quedéis como estáis. Os dejo la web de DRINK6, por si queréis mirar ahí para qué sirve cada ingrediente, viene muy completo 🙂 

 

Por último destacar, que aunque no se vea, debajo de cada té hay un papelito para que no tocase la piedra! Y luego desifecté bien la malla por si acaso (jajajajajaja) Esto de las fotos artísticas….

Bueno, y nada más! Espero que os haya gustado el post, y os haya aportado bastante!