Recuerdos. Que gritan y chillan en silencio hasta que una luz se enciende en nuestra mente, y por un segundo, salen a la luz antes de volver a esconderse dentro de la habitación de nuestra cabecita, que les mantiene la luz apagada por si algún día decidieran escapar…


Hoy os enseño un look sin muchos detalles, en verano me gusta ir sencilla y cómoda, y aunque los monos sean un incordio para ir al baño, me encantan! Me suena haber visto chicas con este tipo de monos, este estampado, este color… Y cuando tuve la opción de probar este de Shein -ya sabéis que me encanta esta tienda, la gran variedad de su catálogo es flipante– no quise dejar de enseñaros esta genial opción 🙂 La calidad es muy buena, y cómo queda, juzgad!

Lo combiné con estas sandalias que ya os había enseñado, que son una monadita!

Maquillarse con este calor -húmedo- que hace por la costa es un martirio, asique como estoy ya morenita, decidí ponerme un labial, y con las gafas… Tirando! Nada más… A disimular! Mis gran amigas las gafas de sol… (Estas para ser Rayban, fueron un chollo! Otro día os cuento)

Mono: Shein

Sandalias: Stradivarius

Gafas: Rayban Rond